[vc_row][vc_column][leadinjection_image image=”276″ alignment=”center”][/leadinjection_image][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][leadinjection_textblock]

Durante la última década, muchas son las tecnologías que han emergido, captando la atención de curiosos, empresas, instituciones públicas y medios de comunicación, y habiendo sido, gran parte de ellas, llamadas a cambiar el modo en el que interactuamos con nuestro entorno, nos comunicamos o nos trasladamos, entre otros aspectos.

 Es el caso de tecnologías como el Internet de las Cosas (IoT) o la Realidad Virtual (VR), que actualmente se encuentran en un estado maduro, utilitario y accesible, habiéndose establecido sin problema tanto a nivel cotidiano como empresarial.

 No ha ocurrido lo mismo con el Blockchain, que pese a ser una tecnología aparentemente reciente, lleva activa, funcionando y evolucionando, desde inicios del año 2009. Una “larga trayectoria”, probablemente eclipsada por su complejidad conceptual y operacional.

[/leadinjection_textblock][vc_text_separator title=”*”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/2″][leadinjection_textblock]

¿Qué es el Blockchain?

El Blockchain o cadena de bloques, es una tecnología con un cierto parecido a Internet, que además de permitir el almacenamiento y transferencia de información, está capacitada para coordinar el envío de valor económico entre dos partes. De manera prácticamente inmediata, con muy bajos o nulos costes de transacción y sin la necesidad de ningún intermediario.

Por otro lado, sus redes o plataformas se caracterizan mayoritariamente por ser descentralizadas, es decir, ningún organismo central las gestiona o controla, sino que funcionan de manera transparente e inalterable, siempre en base a las condiciones iniciales con las que fueron diseñadas y desarrolladas.

En la práctica, estas redes abiertas de Blockchain, como el caso de Ethereum, permiten a cualquier persona que conozca su modo de utilización o su proceso de desarrollo e implementación, la libre carga, gestión y explotación de aplicaciones o de los conocidos smart contracts.

*Puesto que este artículo no tiene la principal finalidad de describir el concepto y funcionamiento de esta compleja tecnología, sino mostrar su oculto potencial y estado en el territorio español, animo a todos los curiosos a su investigación de manera personal.[/leadinjection_textblock][/vc_column][vc_column width=”1/2″][vc_empty_space][leadinjection_image image=”265″][/leadinjection_image][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_text_separator title=”*”][leadinjection_textblock]

Ecosistema Blockchain en España.

En estos últimos años se ha ido formando un interesante entramado de emprendedores y potentes entidades nacionales que trabaja con grandes expectativas de futuro entorno a esta nueva tecnología. De hecho, actualmente el país goza de reconocidas iniciativas a nivel mundial, que empiezan a vislumbrar lo que puede ser el futuro ecosistema Blockchain español.

En febrero de 2017, Alex Puig, uno de los máximos exponentes de este nicho a nivel nacional, inició lo que es, el mayor consorcio de Blockchain global y la primera red nacional regulada basada en esta tecnología del mundo.

Alastria: National Blockchain Ecosystem, es un consorcio semiprivado de Blockchain a nivel nacional, actualmente formada por más de 250 empresas e instituciones de las más importantes del país, y que busca crear un ecosistema sin ánimo de lucro, donde desarrollar una tecnología altamente escalable, segura, transparente y eficiente, que potencie la incipiente transformación digital a nivel industrial y empresarial dentro del territorio español.

El objetivo de Alastria pasa por tener una plataforma nacional regulada, que permita solucionar problemas tecnológicos a pequeñas y medianas empresas. Para entender el alcance de esta iniciativa, basta conocer a algunas de las 255 instituciones que forman dicho consorcio: Accenture, Barceló Viajes (Ávoris), BBVA, Endesa, Indra, Mapfre, Orange, Repsol, Santander o Telefónica, así como varias universidades nacionales como las de Girona, Málaga, Valencia o San Pablo-CEU.[/leadinjection_textblock][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=”1/2″][leadinjection_video embed_code=”JTNDaWZyYW1lJTIwd2lkdGglM0QlMjI1NjAlMjIlMjBoZWlnaHQlM0QlMjIzMTUlMjIlMjBzcmMlM0QlMjJodHRwcyUzQSUyRiUyRnd3dy55b3V0dWJlLmNvbSUyRmVtYmVkJTJGVFRaY0xONC1RUTglMjIlMjBmcmFtZWJvcmRlciUzRCUyMjAlMjIlMjBhbGxvdyUzRCUyMmF1dG9wbGF5JTNCJTIwZW5jcnlwdGVkLW1lZGlhJTIyJTIwYWxsb3dmdWxsc2NyZWVuJTNFJTNDJTJGaWZyYW1lJTNF”][/vc_column][vc_column width=”1/2″][leadinjection_heading align=”center” heading_text_weight=”fw-normal” heading_text=”La parte de blockchain que se puede aprovechar más rápidamente para cualquier empresa es la transferencia de valor.” heading_text_color=”#1e73be”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][leadinjection_textblock]Por otro lado, en el mismo año 2017, se creó el segundo consorcio de Blockchain a nivel nacional, y el primero del país focalizado en el ámbito bancario. El consorcio Cecabank-Grant Thornton, que a día de hoy agrupa al 33% del sector bancario español, y está formado por expertos en finanzas, ciberseguridad, innovación y consultoría, busca desarrollar una plataforma que ayude a los bancos a mejorar los procesos de prevención de blanqueo de capitales o verificar la identidad de sus clientes, entre otras aplicaciones.

Otras interesantes iniciativas, -cada vez más comunes en nuestro país-, se dan en forma de congresos, eventos, meetups, hackatones, etc., organizados mayoritariamente por importantes entidades y firmas, que buscan impulsar a pymes y startups, así como promover sus innovadores proyectos entorno al Blockchain u otras incipientes tecnologías. Enerblock: Energía y Blockchain, BlockShow Europe, o Blockchain Solutions Forum, son solo algunos de los múltiples eventos  realizados este último año en España entorno a esta tecnología. Además, el Blockchain World Forum, que es la primera convención de esta tecnología a nivel mundial, tiene prevista su celebración en Barcelona, a finales de este año 2018.

Este evidente y creciente interés a nivel nacional, despertó una notable voluntad de exploración y explotación también en el ámbito institucional, empujando al anterior gobierno del Partido Popular, a iniciar la escritura de una nueva legislación que ofrecería incentivos fiscales a entidades que utilizasen Blockchain como medio tecnológico para su evolución y digitalización.

Frente a esta gran expectación a nivel nacional entorno a esta desconocida tecnología, solo queda preguntarnos… ¿Cómo evolucionará el ecosistema Blockchain español en los próximos años? ¿Será España uno de los principales núcleos de investigación y desarrollo a nivel mundial?[/leadinjection_textblock][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][leadinjection_textblock]Autor: Nicolás Tarragó. R+D+i Technical Consultant at F. Iniciativas[/leadinjection_textblock][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][leadinjection_feature_icon_text icon_fontawesome=”fa fa-caret-square-o-down”]OTROS ARTÍCULOS RELACIONADOS[/leadinjection_feature_icon_text][vc_basic_grid post_type=”page” max_items=”2″ style=”load-more” items_per_page=”2″ element_width=”6″ item=”masonryGrid_SlideoOutFromRight” grid_id=”vc_gid:1529483273050-00ba3df6-dbf8-9″][/vc_column][/vc_row]